11/08/2017 Bolivia

Presentarn un recurso de inconstitucionalidad sobre la ley del Tipnis

Indígenas y militantes plantean tres opciones en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure: un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que revoca la categoría de intangibilidad a la reserva, pedir un referéndum nacional y convocar a la X marcha indígena.

La Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B) realizará este viernes una asamblea en Trinidad, Beni, en la que se prevé definir una convocatoria para la X marcha indígena. Además se analizarán los mecanismos para promover un referéndum nacional respecto al proyecto carretero entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

El exdirigente del Tipnis y uno de los líderes de la VIII marcha, Fernando Vargas, afirmó que el planteamiento de referéndum es apoyado por distintos sectores. “Que sea el pueblo boliviano el que determine y esperemos que esa determinación sea respetada por el Gobierno”, afirmó el exrepresentante a la red de televisión ATB.


Según el diario La Razón, Vargas confirmó que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley 266 de Protección, Desarrollo Integral y Sustentable del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), que deroga la Ley 180 de intangibilidad de esa región.

En tanto el presidente de la CPEM-B, Ademar Mole, confirmó que las comunidades indígenas de Beni se reunirán este viernes y reconoció que una de las propuestas que tiene más apoyo es la convocatoria a la X marcha por la dignidad y el territorio.

“El pueblo mojeño lo decidió, si es necesario llegar a La Paz con una marcha, lo vamos a hacer. Eso vamos a definir mañana (viernes)", anunció Mole en una conferencia de prensa que brindó en la sede de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia en La Paz.

El tratamiento de la ley de Protección y Desarrollo Integral y Sustentable del TIPNIS, que se anunció será promulgada este domingo, reabrió el debate sobre el futuro de esta área. Sus impulsores aseguran que llevará progreso a la reserva y sus detractores alertan de daños ambientales y crecimiento del narcotráfico.