22/06/2017 festival

Una decena de escritores e ilustradores argentinos presentes en Gijón

El festival cuenta, entre otros, con el premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro, en homenaje al cronista argentino.

La 30° Semana Negra de Gijón tendrá lugar entre el 7 y el 16 de julio próximo en el antiguo astillero naval de esa ciudad española, con la presencia de ocho escritores e ilustradores argentinos que participarán de numerosas actividades dedicadas al género negro, entre más de 120 invitados de nueve países europeos y americanos.

María Inés Krimer, Iñaki Eheverría, Tatiana Goransky, Carlos Salem, Lucio Yudicello. Néstor Ponce y Eduardo Goldman completan la delegación argentina, la más nutrida de las representaciones extranjeras que participarán del festival, entre las que figuran México, Inglaterra, Cuba, Noruega, Colombia, Francia y Suecia. España, huésped del encuentro, estará representada este año por más de un centenar de nombres.

Rosa Monte­ro y Laura Restrepo (España), Fritz Gloeckner y Paco Ignacio Taibo II (México), Geir Tangen (Noruega), Una (Inglaterra) y Sophie Hénnaff (Francia) son algunos de los nombres que se destacan en la edición que lleva por consigna "Leer es vivir dos veces".

"Los criterios de selección son variados, pero siempre se trata de buenos escritores. La Argentina y México son los dos países de habla española en América que más autores de género negro y más tradición tienen", remarcó en diálogo con Télam Ángel De la Calle, director de contenidos del festival.

El objetivo de este es "volver al origen, a 1988, a esa idea de los maestros de hoy que están con nosotros, como Juan Madrid o Jorge Martínez Reverte, quienes publican novelas nuevas y eran jóvenes en la primera edición de la SN; y que luego serán los de las generaciones siguientes: Lorenzo Silva, Fernando López, Goransky, Diego Ameixeiras o Leandro Pérez, porque dentro de 30 años quienes hagan el festival estarán diciendo que algunos de esos que hoy son nuevos son los maestros del género".

"El programa es amplísimo", agrega De la Calle, pero el hilo que lo conduce es uno, simple: "la convicción de que la lectura divierte, engrandece, forma ciudadanos críticos y llega adonde la educación reglada no; la idea de que mientras lees eres el otro o la otra, y que si eso ocurre durante un rato tu percepción del mundo y de las relaciones sociales cambia".

Para De la Calle, sin duda, "la novela más rupturista y que mejor se hace dentro del género negro viene de Latinoamérica -agregó-, siempre que no copie modelos foráneos y que no maltrate el idioma, una novela que es negra, no de policías y ladrones. Y en este marco, la Argentina es una potencia".

De hecho Krimer, invitada a participar de una discusión sobre el medioambiente a partir de obras que están atravesadas por una preocupación sobre el deterio­ro del planeta, es en esta edición de 2017 finalista del premio Dashiel Hammett del festival, que distingue a la mejor novela del año anterior.

La obra nominada es "Noxa", novela situada en un pueblo pampeano que se debate entre el boom de la soja y las fumigaciones tóxicas. Noxa es el producto denunciado en la novela que, como el glifosato, intoxica a los pobladores del lugar, quienes deben cortar calles y hacer piquetes para llamar la atención de las autoridades.

"Habrá que ver qué repercusiones tiene la novela en España, donde pareciera que el problema del glifosato no es tan cercano; aunque desde lo literario se vuelve muy interesante por la oscuridad que encierra en sí mismo", expresó la escritora que participó de la SN en 2015.

La novela de Krimer, publicada por Revólver, competirá con "Madrid: frontera", del español David Llorente (Alrevés); "Las tierras arrasadas", del mexicano Emiliano Monge (Random House); "Maldita verdad", de Empar Fernández (Versátil); y "Soles negros", de Ignacio del Valle (Alfaguara), ambos autores también españoles.

"En la actualidad hay más escritoras practicando el género y más protagonistas femeninas que nunca", subrayó De la Calle, en tanto señaló que "la perspectiva de género crece en esta literatura. La escritura necesita reflexión y tiempo. En todo caso, dos de cada tres novelas que me han interesado esta temporada estaban escritas por mujeres. Supongo que significa algo".

Al respecto, Krimer subrayó la importancia de "un encuentro que funciona como oportunidad para intercambiar miradas con colegas en torno a un género en el cual predominan voces masculinas".

El festival cuenta, entre otros, con el premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro, en homenaje al cronista argentino, que este año propone las obras "El santo al cielo", de Carlos Ortega Vilas (Dos Bigotes); "El peso del alma", de José María Espinar (Edaf); y "Ojos ciegos", de Virginia Aguilera (Reino de Cordelia).

Guinot, quien participó en 2012 de la Semana Negra como finalista del premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía por "La Guerra del Gallo", volverá a Gijón para hablar de literatura negra en la Argentina, junto a Goransky y Goldman: y para presentar dos novelas: "Cuando mi sombra te alcance", de Salem; y "Descenso brusco", de su autoría.

"No sé si contaré cuentos policiales para niños -dice en diálogo con Télam-, pero mi expectativa está puesta en apoyar la Semana Negra de Gijón, que está pasando un momento difícil por falta de apoyo oficial".

En este sentido, Guinot destacó que se trata de "uno de los festivales literarios más prestigiosos del mundo, con un sentido de horizontalidad que no propone estrellas sino colegas, amigos y camaradería en cantidad".

En la misma línea se expresó Echeverría, quien participará por tercera vez de este encuentro: "Es uno de los eventos más importantes de la lengua hispana, con el aditivo de que no se trata del típico festival metido en sí mismo, sino que se abre con la posibilidad de sacar la literatura a la calle".

Echeverría presentará originales de "Beya, le viste la cara a Dios", la novela de Gabriela Cabezón Cámara sobre la trata de personas, en el marco de una sección titulada "Visualizando el maltrato: la violencia de género en el cómic", que pretende ofrecer una visión de cómo el mun­do del cómic está reflejando la violencia machista contra las mujeres.

Se trata de 40 originales de obras producidas en Francia, Argentina, Gran Bretaña y España, firmadas por nombres tan importantes como Una, Marika Vila y Susanna Martín.

Para más información, se puede visitar la página web www.semananegra.org

Para leer el cable ompleto de la noticia: http://cablera.telam.com.ar/cable/517301/un-decena-de-escritores-e-ilustradores-argentinos-se-daran-cita-en-la-30-semana-negra-de-gijon