20/04/2017 Brasil

Temer, contra las crticas: "No somos un paisito cualquiera"

Las declaraciones del presidente brasileño fueron en clara alusión a las críticas realizadas en universidades estadounidenses por Dilma Rousseff.

Por Corresponsal

El presidente Michel Temer fustigó este jueves a quienes critican a su gobierno en el exterior al afirmar que los extranjeros se forman la imagen de que Brasil es una "paisito cualquiera", en el marco de un discurso realizado en el Palacio de Itarmaraty, la sede de la cancillería, con motivo del Día del Diplomático.

La declaración, dada a jóvenes diplomáticos, fue una clara alusión, aunque sin nombrarla, a su ex compañera de fórmula, quien fue destituida con su apoyo en un juicio político bajo el cargo de violar la ley de responsabilidad fiscal.

En una entrevista al diario estadounidense The Washington Post, Rousseff llamó "golpistas" a quienes la destituyeron, dijo que la crisis se soluciona con elecciones directas y que el país tiene como posibles "Trumps brasileños" al alcalde de San Pablo, Joao Doria, y el ex militar y diputado Jair Bolsonaro.

En las últimas semanas, al calor de la nueva crisis generada por las delaciones de los ejecutivos de la empresa Odebrecht en las investigaciones por corrupción en la política, las posiciones antagónicas de Temer y Rousseff se volvieron más visibles luego de haber sido compañeros de fórmula en las elecciones de 2010 y 2014.



La ex mandataria defendió la idea de convocar a una Asamblea Constituyente para hacer una reforma política, una iniciativa rechazada por Temer, quien por su parte busca darle mensajes al mundo económico con dos de sus principales proyectos, la modificación del régimen jubilatorio y la flexibilización de la ley laboral.

En ese marco, Rousseff acudió al Supremo Tribunal Federal el lunes para pedir de la nulidad de su impeachment luego de que Temer dijera por televisión que ella continuaría en la presidencia si no hubiera apoyado la investigación por corrupción del ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, hoy detenido y quien fue un cercano aliado del actual mandatario.