21/04/2017 Chubut

Hirtz y el temporal: “Estamos con preocupación asignándolo al cambio climático”

La acción del hombre que modificó, entre otros paisajes naturales, los causes y arroyos en Comodoro Rivadavia, hizo que, sumada a la erosión, las inundaciones de agua y barro que azotaron a la ciudad sean parte de los motivos por los cuales de ahora en más se debe pensar en una ciudad que va camino a la “refundación”.

Por Franco Córdoba


Néstor Hirtz, geólogo e investigador de la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco, dialogó con Télam y dejó en claro que “factores como la erosión”, la modificación de los causes a lo largo de la historia, fueron un problema para la ciudad petrolera. “Antes solo se pensaba en el viento, ahora hay que pensar en las lluvias y  el cambio climático tiene que ver”, admitió.

Comodoro Rivadavia fue castigada por el temporal de lluvia durante fines de marzo y comienzo de abril, con una medición en la que contabilizaron más de 300,4 milímetros, un registro de más de dos años de media, para menos de ocho días de temporal.

Hirtz dijo que “la confluencia de dos factores de riesgo llevaron a generar la conflictividad a nivel del ejido urbano y es, por un lado, una precipitación de características inéditas y, por otro, a un evento sumamente excepcional de cuestiones morfológicas de factores complejos”.

“Comodoro es una ciudad comprimida en su urbanización, entre los cerros y el mar, entonces al nivel de los faldeos con alta pendiente, al momento de estas lluvias, se produjo un escurrimiento muy intenso, con un aluvión de flujo de barro que desciende a la ciudad y cuando llega a zonas bajas genera la inundación con lodo en la que deposita y la que genera los canales”, agregó.


 
Nestor Hirtz, geólogo e investigador de la UNPSJB en diálogo con Télam

Este investigador, de la cátedra “Geología aplicada a la ingeniería y medio ambiente” de la UNPSJB, admitió que la erosión y el “acarcavamiento” (generación de grietas de grandes profundidades), fueron los resultados más complejos para el temporal más importante de los últimos 60 años que golpeó a la Cuenca del Golfo San Jorge.

Avenida Fray L. Beltrán destruida por el agua y el barro
Avenida Fray L. Beltrán destruida por el agua y el barro
La Avenida Fray Luis Beltrán fue uno de los caminos más destruidos por el temporal. El geólogo explica que “literalmente desapareció, pero se profundizaron a unos 7 u 8 metros las grietas. Era un río, para algo que normalmente el resto del año es seco”.





Por otro lado, al ser consultado sobre si el correr el cauce de arroyos históricos de su trazado original, para ser rellenados y colocar un barrio, o bien que exista una ruta o camino fue clave, Hirtz dejó entrever que ese accionar tiene su importancia.

Mapa de Comodoro Rivadavia, 1933 (Fuente Ejército Argentino)
Mapa de Comodoro Rivadavia, 1933 (Fuente Ejército Argentino)
“El Cañadón de las Quintas que desemboca en la Avenida Roca tiene un desarrollo importante de muchos kilómetros hacia el Oeste y conecta el agua de las diferentes subcuencas para desembocar en la ciudad, pero prácticamente quedó evacuada por un canal que fue insuficiente al momento de tener que hacer circular el volumen de agua y lodo”, reconoció.

“Desbordó por el volumen y el agua accedió a una zona baja de escurrimiento restringido para dañar a los vecinos. Esto ocurrió en el 2011, antes en el 1998, o sea que la recurrencia viene siendo de más una década, pero la intensidad de este temporal superó lo anterior”, agregó.

Por último, Hirtz se refirió al futuro de una ciudad, que para muchos debe ser construida pensando en las inclemencias del cambio climático y respectivas alteraciones, y reconoció que “en los comienzos se pensaban urbanizaciones en ubicaciones que los protegieran del viento del oeste, en un clima totalmente seco y la gente se abrigaba en los cerros”.

“Con semejante lluvia y deslaves de los faldeos como novedad, estamos con preocupación y asignádolo al cambio climático”, cerró.

También te puede interesar